• abril 24, 2019
  • WecanMontequinto
  • 0

Enfermedades Vectoriales Leishmaniosis

Se consideran enfermedades vectoriales aquellas que son transmitidas por vectores, que ejercen de “transporte” entre animal infectado y animal sano.

Pueden ser artrópodos como por ejemplo, pulgas, garrapatas o mosquitos…

Pueden transmitir muchos y diferentes agentes patógenos como virus, bacterias, o parásitos (protozoos y helmintos), siendo estos últimos los que, dada su incidencia sobre la salud de nuestras mascotas, pasaremos a describir en sucesivas publicaciones.

Leishmaniosis:

La Leishmaniosis la causa un protozoo transmitido por un mosquito del género flebótomo, parasita un tipo de células de nuestro sistema inmune denominado macrófagos, además de estar presente en sangre dependiendo de la fase de su ciclo evolutivo (promastigote o amastigote).

La respuesta de cada animal frente a leishmaniosis, dependerá en gran parte de la capacidad del sistema inmune de luchar contra la infección.

No obstante se trata de una enfermedad “de desgaste” que a la larga puede provocar muchos, variables y graves síntomas en nuestra mascota.

Estos síntomas se pueden observar a diferentes niveles.

A nivel general, vemos un progresivo adelgazamiento (caquexia), además de letargia; en piel úlceras o lesiones cutáneas, zonas alopécicas no pruriginosas y costras, además de una lesión típica (halo alopécico) alrededor de cada ojo; en órganos internos, insuficiencia hepática o renal, además de otros signos como poliartritis, molestias gastrointestinales, signos oculares o nerviosos…

Existen una gran variabilidad de síntomas que, en ocasiones, pueden complicar el diagnóstico y que si no son tratados de forma adecuada, pueden provocar la muerte del animal.

Se trata además de una enfermedad endémica en el sur de Europa y con carácter zoonótico, es decir, que puede ser transmitido al ser humano.

Por ello os recordamos la importancia de las vacunaciones y la aplicación de la medicina preventiva en perros. Si quieres más información, no dudes en llamarnos y concertar cita previa. Estamos en la calle Vía Flaminia, 14, Montequinto (Dos Hermanas, Sevilla).